La miniserie histórica "Hatfields & McCoys", un western protagonizado por Kevin Costner y Bill Paxton, batió la pasada noche el récord de audiencia en EE.UU. en la televisión por cable para un programa no deportivo, informó hoy la edición digital de la revista Variety.

La miniserie, que tiene una duración de seis horas y se emitirá en tres partes a través del canal History, obtuvo la pasada noche una audiencia de 13,9 millones de espectadores, superando así la mejor marca anterior, en posesión de la película para televisión "Crossfire Trail".

En 2001 ese filme protagonizado por Tom Selleck reunió a 12,5 millones de televidentes.

Las series de televisión "Rizzoli & Isles" y "The Walking Dead" alcanzaron en 2011 cotas de hasta 9,3 millones de espectadores.

"Hatfields & McCoys" detalla el histórico enfrentamiento entre dos familias rivales, los Hatfields, en West Virginia, y los McCoys, en Kentucky, una rivalidad nacida al término de la Guerra de Secesión.

Costner da vida a Devil Anse Hatfield y Bill Paxton encarna a Randall McCoy en el filme, cuyo reparto completan Mare Winningham, Powers Boothe y Tom Berenger.

"Con todo el éxito que hemos tenido en el canal, pensamos que debíamos tener nuestro propio drama histórico", dijo la presidenta de la cadena, Nancy Dubuc. "No podríamos estar más orgullosos del elenco y del equipo de producción", añadió.

Los episodios dos y tres se emitirán hoy y el miércoles, respectivamente.

La cadena prevé dar luz verde a más productos históricos de este tipo y ya ha encargado a una primera temporada de la serie "Vikings", protagonizada por Gabriel Byrne.