Dos incendios forestales iniciados por relámpagos que se juntaron en el montañoso suroeste de Nuevo México están cerca de convertirse en el más grande incendio forestal en la historia del estado, dijeron autoridades el martes.

El Servicio Forestal de Estados Unidos informó que el errático incendio en el Bosque Nacional Gila alcanzó el martes una extensión de 61.513 hectáreas (152.000 acres) y está a sólo 2.023 hectáreas (5.000 acres) de romper el récord estatal. Se ubica a unos 24 kilómetros (15 millas) al este de Glenwood, Nuevo México, un pequeño pueblo con unos cuantos cientos de residentes.

Más de 1.100 bomberos y nueve helicópteros de todo el estado están combatiendo las llamas. Las autoridades dijeron que la humedad extremadamente baja dificultará los esfuerzos.

Los dos incendios se fusionaron la semana pasada y formaron uno gigante, el cual ha destruido 12 cabañas y siete construcciones pequeñas. Un incendio fue detectado el 9 de mayo, mientras que el segundo comenzó el 16 de mayo, pero casi todo su crecimiento se ha dado en los días recientes debido a los vientos incesantes.

Las autoridades también dijeron que un "registro sin precedentes de masa de aire seco" y la sequía persistente en la región contribuyeron a la expansión de las llamas.

Estos vientos obligaron a los equipos a mantenerse al margen la semana pasada mientras el fuego se extendía rápidamente en un área aislada y quemó varias casas en la comunidad de Willow Creek, que fue desalojada. El humo se ha extendido por todo Nuevo México y partes de Arizona, poniendo a ciudades tan alejadas como Albuquerque en alerta sanitaria.

___

Russell Contreras está en Twitter como: http://twitter.com/russcontreras