El futbolista del Atlético Huila Carlos Alberto Valencia fue dejado en libertad al considerar la Fiscalía que fueron leves las lesiones que causó a una joven pero sigue vinculado a la investigación.

Valencia había sido arrestado por la policía el lunes temprano frente a un hotel del sector del Poblado de Medellín tras supuestamente golpear a Cindy Katherine Quintero.

"El jugador Carlos Alberto Valencia fue dejado en libertad porque la Fiscalía consideró que las lesiones propinadas a una joven en Medellín son leves y no ameritan medida de aseguramiento (detención)", anunció la fiscalía el martes.

La fiscalía adoptó la determinación luego que conoció el informe del Instituto de Medicina Legal, que examinó a la joven y dijo que las lesiones fueron menores.

Quintero de 22 años de edad, se negó ingresar al hotel y fue golpeada por el jugador, según la versión que ofreció a la fiscalía.

Valencia y sus compañeros Johnnier González y Deiber Betancour se quedaron en Medellín luego de la derrota 1-0 del Huila ante el Itagüí en el cierre del torneo Apertura del fútbol colombiano el domingo.

Los otros integrantes del conjunto y el técnico Néstor Otero se marcharon.

El Huila, uno de los ocho equipos clasificados a la ronda semifinal, reprochó la conducta del lateral derecho y reiteró el martes que "tomará las medidas disciplinarias que le competen frente a este tipo de situaciones".