El desempleo juvenil, el abandono escolar y la delincuencia son los principales estigmas de los jóvenes uruguayos, que apenas representan el 15 % de la población de un país con una alarmante tasa de envejecimiento, coincidieron hoy autoridades y expertos.

La denuncia fue realizada durante la presentación del libro "Jóvenes en tránsito. Oportunidades y obstáculos en las trayectorias hacia la vida adulta", publicado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y la Fundación Rumbos.

En el acto el representante auxiliar del UNFPA, Fernando Filgueira, recalcó que siempre se dice que "los jóvenes son el futuro", pero "también hay que insistir en que hoy son un desafío del presente".

"Uruguay, tanto por razones de eficiencia económica como por razones de justicia social, tiene que aprovechar este momento" de bonanza económica "con una más plena incorporación de los jóvenes a los circuitos que potencian su capital humano y su capacidad de construir bienestar hacia futuro", argumentó.

Por su parte, el director del Instituto Nacional de la Juventud (Inju), Matías Rodríguez, recordó que a pesar de "la tasa de desocupación históricamente baja", este índice en los jóvenes "se triplica" y es especialmente severo con las mujeres del interior del país y de hogares pobres.

En la actualidad los jóvenes de entre 15 y 24 años representan alrededor del 15 % del total de la población de Uruguay, un país de 3,3 millones de habitantes que desde la crisis financiera de 2002 mantiene constantes y robustas tasas de crecimiento que han llevado al desempleo a niveles del seis por ciento.

Esa bonanza, sin embargo, no parece conllevar los resultados esperados en materia de educación y acceso al mercado laboral.

"El 64 % de los jóvenes de entre 20 y 29 años no culminaron la educación media", mientras que "el 30 % de los adolescentes se desvincula del ciclo básico a nivel de la educación media", denunció este martes Rodríguez, que criticó la falta de incentivos a la educación.

Según la publicación del UNFPA y la Fundación Rumbos la tasa de empleo juvenil fue la que más cayó en 2002 y ha sido las que más lentamente se recuperó desde entonces.

En 2010 el índice de jóvenes de entre 15 y 19 años sin trabajo llegaba al 28,3 %, es decir, era cuatro veces superior al nivel de desempleo general (7,1 %), mientras que para las mujeres jóvenes el desempleo era aún mayor (36,8 %.)

A estos datos hay que agregar el preocupante porcentaje de jóvenes de entre 15 y 29 años que ni estudia ni trabaja (bautizados como "Ni-ni"), que llega al 17,8 %.

De ellos el 6,3 % no tiene trabajo pero lo busca, el 4,7 % ni una cosa ni la otra, aunque declara realizar quehaceres en el hogar, y el resto está completamente inactivo.

Otro de los ponentes en el acto, el asesor del Ministerio de Trabajo Hugo Bassi, contradijo esos datos con el argumento de que los jóvenes sí tienen interés en mejorar su situación, como lo demuestra el programa de becas "Yo estudio y trabajo".

A la iniciativa, que ofrece una primera experiencia laboral en organismos públicos con apoyo de la petrolera estatal Ancap, se han presentado 46.000 aspirantes de entre 16 y 20 años.

Por su parte, Rodríguez rechazó el uso del calificativo "Ni-ni" y las estigmatizaciones.

"Lamentablemente no hay un mensaje de buena parte de la sociedad, que a veces decide ver o ubicar a los jóvenes en el peor de los lugares, se les asocia a la peligrosidad, al delito a la violencia, a las drogas, cuando muchas veces esos fenómenos atraviesan a todas la generaciones", indicó a Efe al terminar el acto.

La oposición uruguaya presentó este año un proyecto de ley para bajar la edad de imputabilidad penal de los 18 a los 16 años en medio de una fuerte polémica en el país por el aumento de la delincuencia y la virulencia de los crímenes, y denuncias de impunidad cuando los delitos son cometidos por menores.

Rodríguez calificó la propuesta de "inútil" y de "trampa", porque "profundiza la violencia" y "aumenta las posibilidades de que un joven que cometió un delito por primera vez" haga carrera en "la escuela del crimen".