Alejandro Sanz desposó a la madre de su hijo Dylan, Raquel Perera.

Luego de más de cuatro años de relación, el cantante español y su otrora asistente se casaron el 23 de mayo en Barcelona y el sábado, en coincidencia con el bautizo de su hijo, celebraron con familiares y amigos.

"Queremos confirmar y haceros partícipes a todos de la grata noticia de nuestro enlace matrimonial y compartir una imagen de ese día tan importante para nosotros", dijeron Sanz y Perera en un comunicado conjunto emitido el martes.

"La ceremonia religiosa se realizó en la más estricta intimidad el 23 de mayo en Barcelona y fue el sábado 26 durante la celebración del bautizo de nuestro hijo Dylan, donde renovamos nuestros votos matrimoniales en presencia de nuestros seres queridos", añadió la pareja.

La ceremonia del sábado tuvo lugar en la finca de Sanz en el municipio de Jarandilla de la Vera, al suroeste del país, dijo a la AP la agencia RLM, que representa al artista en España.

Tanto Sanz, de 43 años, como Perera, de 37, nacieron en Madrid.

El cantautor de éxitos como "Corazón partío" o "Mi soledad y yo", estuvo previamente casado con la modelo mexicana Jaydy Michel, con quien tiene una hija. También tiene un hijo de una relación con la diseñadora de modas puertorriqueña Valeria Rivera. Dylan nació en julio del 2011 en Nueva York.

"Fue un día muy bonito, único y emotivo y todo transcurrió tal y como lo habíamos soñado", dijeron Sanz y Perera el martes en su misiva, que terminaron con un "Procura amar mientras vivas... en la vida no se ha encontrado nada mejor...".