El mediocampista Adem Ljajic fue marginado de la selección serbia por no cantar el himno antes del partido amistoso del fin de semana contra España.

La federación serbia de fútbol dijo el lunes en un comunicado que el técnico Sinisa Mijailovic "había enviado a Ljajic de vuelta a casa" porque no cumplió con su orden de que los jugadores tienen que cantar el himno en los partidos internacionales.

Ljajic --quien es musulmán, a diferencia del mayoría de sus compañeros, que son cristianos ortodoxos--, dijo que no cantó el himno "por razones personales", según la declaración.

"El técnico se reunió con Ljajic y luego de informarse de que no cantaba el himno por razones personales, lo envió de vuelta a casa", dijo la federación.

Serbia, que perdió 2-0 con España en Saint Gallen, Suiza, no se clasificó para la Eurocopa, pero está jugando amistosos con equipos que sí lo hicieron. Esta semana tiene programado otro encuentro con Francia.

La federación dijo que cuando Ljajic, quien tiene 20 años, cambie de parecer y decida cantar el himno, será readmitido en la selección.