Paraguay suspenderá el cultivo de soja durante los próximos tres meses para eliminar residuos de la última cosecha que podrían facilitar la propagación de la enfermedad conocida como roya asiática, según informó el lunes la agencia de control del gobierno.

Sin embargo, los productores mecanizados protestaron porque en numerosas zonas del interior del país aún sigue la recolección de granos de la cosecha temprana de la oleaginosa y con dificultades podrían cumplir con la decisión gubernamental.

El Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal (Senave) dijo en su página digital que la pausa fitosanitaria se extenderá del 15 de junio al 15 de septiembre.

Héctor Cristaldo, presidente de la cámara patronal Coordinadora Agrícola dijo en entrevista telefónica con The Associated Press que "la siembra se hace en un 30% exclusivamente con semillas de agricultores dedicados a ese rubro (semilleristas) y son éstos los que necesitan mayor tiempo para culminar su recolección de simientes".

"El 70% por ciento restante se reparte entre otros productores que de su cosecha propia guardan semillas para sembrar y algunos compran simientes de Argentina y Brasil", añadió.

Cristaldo se quejó porque "tuvimos una larga sequía de ocho meses perjudicando en un 45% la producción agrícola y ahora que tenemos mejores condiciones climáticas el Senave se niega a aplazar por quince días más la pausa fitosanitaria poniendo en riesgo el futuro productivo", especificó.

Senave justificó su determinación culpando "a los altos niveles de severidad de la enfermedad, la que trae consigo un uso excesivo de fungicidas, los que contaminan el medio ambiente, poniendo en peligro la salud de las personas, a más de incrementar los costos de producción y reducir las áreas productivas de cultivo".

Cristaldo indicó que la enfermedad destruyó el 45%, aproximadamente, la producción 2011 de ocho millones de toneladas sobre una superficie cultivada de 2,6 millones de hectáreas.

Paraguay es el tercer productor de soja en la América del Sur después de Brasil y Argentina.