Cohetes disparados por aviones no tripulados estadounidenses mataron a cinco presuntos milicianos islamistas cerca de la frontera afgana en la más reciente serie de ataques que demuestran que Washington no presta atención a las exigencias de Islamabad a que detenga esa actividad, dijeron el lunes funcionarios paquistaníes.

Cinco misiles cayeron el domingo contra un vehículo y una vivienda en la aldea de Makeene Kili, cerca del pueblo de Mir Ali, dijeron los funcionarios. No se conocen las identidades de los muertos, pero la región es habitada por milicianos de al-Qaida e insurgentes que combaten en Afganistán y Pakistán.

Los funcionarios hablaron a condición de mantenerse anónimos por no contar con autorización para hablar con los medios.

El ataque del domingo ocurrió en Waziristán del Norte y fue el cuarto en menos de una semana.

El ataque tiene lugar en medio de las fracturadas relaciones entre Pakistán y Estados Unidos sobre la negativa de Islamabad de reabrir la vía de suministro a las tropas estadounidenses y de la OTAN en la vecina Afganistán, la cual ha sido bloqueada desde noviembre.

Indica la decisión de Estados Unidos de continuar con los ataques, que han eliminado a varios líderes de al-Qaida cerca de la frontera desde el 2007.

__

Los periodistas de Associated Press writer Hussain Afzal in Parachinar contributed to this report.