La Corte Constitucional de Colombia pidió hoy no discriminar a los homosexuales que quieran donar sangre al considerar que no se pueden establecer barreras referentes a la orientación sexual de las personas bajo la premisa de que "puedan estar contaminados".

"El riesgo de contaminación depende de la conducta de riesgo, no de la población donante. Así, una persona heterosexual que tiene relaciones sexuales con desconocidos y sin protección de forma permanente, es mucho más propensa de adquirir el VIH, que un hombre homosexual con pareja estable y que utiliza protección", señala un fallo de ese alto tribunal.

La Corte favoreció una acción de tutela (recurso de amparo) de un homosexual de Bucaramanga, capital del departamento de Santander (oriente), al que un laboratorio clínico no le permitió donar sangre cuando reveló su orientación sexual.

Según medios locales, los enfermeros del centro sanitario argumentaron que un decreto del Gobierno prohibía recibir sangre de homosexuales.

"La medida no permite evidenciar este hecho, lo que la torna inútil e inadecuada. Incluso, la política debería enfocarse en tamizar a todos los donantes por los comportamientos altamente riesgosos, en vez de excluir a los donantes basándose en con quién eligen tener relaciones sexuales", señala el fallo de la Corte.

Los magistrados señalaron, igualmente, que no se puede seguir perpetuando la situación de exclusión y discriminación de las comunidades LGBT (lesbianas, gay, bisexuales o transexuales) en Colombia, por lo que ordenó elaborar una política de salud que erradique definitivamente este tipo violaciones a las libertades de las personas.