La Comisión Europea "no está preocupada" por las presiones de los mercados, que han elevado la prima de riesgo al récord de los 509 puntos básicos, para que España pida un rescate del fondo de estabilidad financiera.

"No, eso no nos preocupa", ha señalado a Efe el portavoz económico Amadeu Altafaj al ser preguntado sobre si se vive con intranquilidad desde Bruselas que España reciba presiones de los mercados para pedir la asistencia del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Sobre la posibilidad de inyección de liquidez por el Banco Central Europeo (BCE) para dar respiro a la deuda española, Altafaj se ha limitado a señalar que "el BCE es una institución independiente".

"El BCE ha demostrado que está dispuesto a asumir un papel central para contribuir a enfrentar la crisis de deuda en Europa y ha tenido un papel muy importante para apoyar a países bajo presión como Italia y España", ha añadido.

El portavoz económico de la CE ha señalado que ni el desplome de las acciones de Bankia ni el ascenso récord de la prima de riesgo "justifican reabrir las recomendaciones que se han preparado para España" y que se darán a conocer el próximo miércoles.

La CE publica esta semana sus recomendaciones específicas para los Veintisiete y el resultado del análisis sobre los desequilibrios macroeconómicos por países.

También será el miércoles, ha señalado Altafaj, cuando se pronuncie el Ejecutivo comunitario sobre el último plan de saneamiento de Bankia y la ayuda que recibirán también otras tres entidades (CatalunyaCaixa, NovacaixaGalicia y Banco de Valencia).

"El comisario (Olli) Rehn se pronunciará sobre este asunto el miércoles", ha dejado claro el portavoz al ser preguntado por Bankia y la posibilidad que no sea el último plan de ayuda el último del banco nacionalizado.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, ha señalado hoy que los nuevos gestores de Bankia han pedido recursos "para el peor escenario posible" por lo que, según ha dicho, es "extremadamente improbable" que se le vaya a dar más dinero.

En una entrevista en TVE, García-Legaz ha señalado que "el Estado es el dueño de Bankia y eso le concede la máxima seguridad", a lo que ha añadido que no se trata de "dar dinero y ver si se devuelve o no", porque el Estado "se queda con el banco".