El Ejecutivo de Hamás en Gaza prometió hoy al líder de la Comisión Electoral Central, Hana Naser, "pleno apoyo" en la preparación de elecciones, cuyo pistoletazo hoy de salida supone un avance en el largo camino hacia la reconciliación palestina.

"Reiteramos que el Gobierno de Gaza facilitará y apoyará plenamente el cumplimiento del cometido de nuestros hermanos", dijo Mohamed Awad, asesor del primer ministro de Gaza, Ismail Haniye, en una rueda de prensa con Naser en la capital de la franja.

Naser, quien llegó hoy a Gaza desde Ramala para reactivar la labor de la comisión allí donde Hamás la ha impedido durante meses, definió su presencia en la franja como un "primer paso en la aplicación de los acuerdos de reconciliación que permitan acabar con la división y celebrar elecciones".

El responsable de la comisión calculó que su equipo tardará unas seis semanas en actualizar el censo de la franja, algo que en Cisjordania ya ha hecho.

"Nuestra comisión estará en pleno contacto con el Gabinete aquí y comenzará inmediatamente a preparar la actualización del censo para incluir a personas con derecho a voto", dijo.

Se trata de entre 250.000 y 300.000 gazenses (en torno a un sexto de la población) que no fueron llamados a votar en los últimos comicios, de 2006, que ganó Hamás por mayoría absoluta.

Naser y otros dos altos cargos de la comisión que le acompañan en el viaje se reunieron con Haniye, quien les ofreció el acceso necesario para cumplir su misión tanto al secretariado general de su gabinete como a los ministerios involucrados, según Awad.

Haniye también expresó su deseo de que la comisión pueda ejercer su labor en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este, donde en los comicios de 2006 Israel permitió el voto pero prohibió a Hamás hacer campaña.

Las dos principales facciones palestinas, la islamista Hamás y la nacionalista Al-Fatah, viven un cisma especialmente profundo desde que Hamás se hiciera por la fuerza con el control de Gaza en 2007.

Desde entonces negocian sin éxito su reconciliación.

Sus respectivos líderes, Jaled Meshal, y Mahmud Abás, firmaron un esperanzador acuerdo en mayo de 2011 en El Cairo, reiterado el pasado febrero en Doha, pero la situación ha permanecido estancada desde entonces, en particular por divisiones en el seno de Hamás al respecto.

Según ese frustrado pacto, Al Fatah y Hamás tendrían que haber creado en el plazo de un año un gobierno de unidad que organizase comicios generales y presidenciales en los territorios palestinos.

Azzam el Ahmad, que encabeza la delegación de Al Fatah en las negociaciones de reconciliación y se encuentra en El Cairo, confirmó a Efe por teléfono que mañana se iniciarán consultas para la formación de un Ejecutivo acordado entre los dos movimientos.

"Hemos sido muy claros desde el principio en que las consultas para formar un Ejecutivo transitorio de unidad empezarían justo después de que el Gobierno de Hamás en Gaza permita operar a la comisión electoral", declaró Ahmad.

Se espera que Abás hable durante diez días con las diferentes facciones para determinar los nombres que conformarán el nuevo Gabinete, que encabezará él mismo (una concesión de Hamás) y deberá anunciarse el próximo 6 de junio.

La función del Ejecutivo será la organización de comicios en el plazo de seis meses.

El Parlamento palestino permanece inactivo desde hace cinco años y Abás continúa ejerciendo de presidente, aunque su mandato expiró hace ya más de tres años.