Fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), apoyadas por el Ejército de Somalia, se han hecho con el control total de la localidad somalí de Afgoye, a unos 30 kilómetros de Mogadiscio, y con la carretera que la une a la capital, dominada por los rebeldes islámicos de Al Shabab.

Según un comunicado de la UA remitido hoy a los medios de comunicación, un contingente de soldados burundeses de AMISOM se ha hecho con el control del mercado de Elasha Biyaha, la última zona de la ciudad que aun estaba bajo dominio de los radicales islamistas de Al Shabab.

El éxito de la operación militar, que se prolongó durante una semana, ha permitido la libre circulación de ciudadanos entre Afgoye y Mogadiscio y el acceso a la zona de las agencias de ayuda humanitaria, que Al Shabab había prohibido hasta ahora.

El representante especial del presidente de la Comisión de la Unión Africana (SRCC, por sus siglas en inglés) en Somalia, Bubacar Gaoussou Diarra, felicitó a las tropas por el éxito de la operación militar.

"Esta es una prueba del compromiso de la UA en su apoyo al proceso de paz y a la mejora de las vidas del pueblo de Somalia", afirmó Diarra.

"Ahora la comunidad humanitaria puede llevar a la zona la ayuda que tanto necesita el pueblo de Afgoye", agregó.

Al Shabab, que controla zonas del centro y sur de Somalia, combate al internacionalmente respaldado Gobierno Federal de Transición somalí, a las fuerzas multinacionales de AMISOM y, desde principios de año, también al Ejército de Etiopía con el fin de instaurar un Estado musulmán de corte wahabí en el país.

El pasado mes de febrero, la milicia fundamentalista islámica anunció su unión formal con la red terrorista Al Qaeda.

Somalia vive en un estado de guerra civil y caos permanente desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre, lo que dejó al país sin gobierno efectivo y en manos de milicias islamistas, señores de la guerra tribales y bandas de delincuentes armados.