El presidente boliviano, Evo Morales, dijo hoy que la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, no acudirá a la Asamblea General de la OEA que comenzará este fin de semana en el pueblo boliviano de Tiquipaya, y añadió que allí él reclamará "Malvinas para Argentina y mar para Bolivia".

Según Morales, la ausencia de la jefa de la diplomacia de Estados Unidos puede deberse a discrepancias sobre el tema central del foro, la "Seguridad Alimentaria con Soberanía en las Américas", propuesto por el Gobierno anfitrión.

"El temario de la OEA es seguridad alimentaria con soberanía. Por supuesto, tenemos algunas diferencias con algunos países. Seguramente a eso se debe la ausencia de la canciller de Estados Unidos, pero felizmente estamos con los pueblos que apuestan por una alimentación con soberanía", agregó Morales en Cochabamba, ciudad vecina de Tiquipaya, sede de la Asamblea del 3 al 5 de junio.

Clinton no figura como cabeza de la delegación de Estados Unidos, confirmó hoy a Efe una fuente de la Cancillería boliviana, y algunos medios han dicho que esa misión será dirigida por la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson.

Estados Unidos y Bolivia no han restituido sus relaciones a nivel de embajadores desde la expulsión recíproca de jefes de misión en 2008, tras acusar Morales a Washington de conspirar para derrocarlo y asesinarlo, algo que la Casa Blanca siempre ha rechazado.

El ministro boliviano de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, acusó el viernes a Estados Unidos de haberse convertido en "laboratorio" desde donde "corruptos, narcotraficantes y delincuentes" bolivianos, en supuesta complicidad con Washington, inventan acusaciones contra funcionarios bolivianos.

Quintana respondía a declaraciones del exzar antidrogas de Morales, confeso y convicto por narcotráfico en Estados Unidos, general René Sanabria, que acusó de narcotráfico a altos cargos del Gobierno de Morales, que sigue siendo líder de sindicatos de productores de coca, materia prima de la cocaína.

El presidente boliviano también anticipó hoy que en la Asamblea de la OEA pedirá "Malvinas para Argentina y mar para Bolivia", según informó la agencia oficial de noticias ABI.

Morales se reunió el domingo con el vicepresidente argentino, Amado Boudou, en un homenaje en Cochabamba a mujeres que combatieron por la independencia boliviana de España hace dos siglos.

Además, como desde hace décadas, Bolivia presentará a la Asamblea de la OEA, casi siempre sin mayor repercusión, su exigencia de una restitución de la salida al Pacífico que perdió al ser derrotada por Chile en una guerra del siglo XIX.