El Ministerio salvadoreño de Salud destacó hoy que la tasa de mortalidad materna disminuyó entre 1990 y 2011, al pasar de 211 a 50,8 por cada 100.000 nacidos vivos, aunque una representante de la ONU alertó de la necesidad "urgente" de combatir el fenómeno en el segmento adolescente de la población.

La ministra de Salud, María Isabel Rodríguez, afirmó en un acto por el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, que El Salvador tenía en 1990 una tasa de mortalidad de "211 por 100.000 nacidos vivos" y que el año pasado fue de "50,8 por 100.000 nacidos vivos".

"Eso significa que hemos superado la meta que había para 2015", de acuerdo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, de disminuir la tasa a 53 por 100.000 nacidos vivos, indicó la ministra

De los ocho Objetivos del Milenio, el número cinco está dedicado a mejorar la salud materna y lograr el acceso universal a la salud sexual y reproductiva.

Por su parte Elena Zúñiga, coordinadora del Grupo Temático de Género de Naciones Unidas, reconoció el logro de la disminución de la mortalidad materna, aunque destacó que es "urgente" combatir el fenómeno en el segmento de las adolescentes.

"El reconocimiento de estos avances sin duda alguna no debe distraernos de las profundas disparidades que persisten en el acceso a salud sexual y reproductiva en el país", destacó Zúñiga, quien también es la representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) en el país centroamericano.

La funcionaria resaltó que "la reducción de embarazos en adolescentes es una medida relevante y urgente" debido a que en esa población "se concentra una tercera parte de las muertes maternas que ocurren en el país", sin precisar una cifra.

Explicó que el mayor riego de mortalidad materna se presenta en las menores de 15 años, donde "una de cada ocho niñas al cumplir esa edad ya está o ha estado embarazada".

Zúñiga señaló que las mujeres salvadoreñas, en especial las adolescentes, deben tener acceso al servicio de salud reproductiva, "particularmente al servicio de planificación familiar".

Enfatizó además que se deben "erradicar por todos los medios la violencia hacia las mujeres, sobre todo la sexual".

En 2010, del total de mujeres víctimas de violencia sexual, 84 por ciento fueron niñas y adolescentes menores de 20 años y 16 por ciento fueron menores de 10 años, indicó la ONU recientemente en un boletín, sin precisar la cifra total de casos en El Salvador.

Esa dramática realidad se ve reflejada en los 26.662 embarazos que registró el Ministerio de Salud durante el mismo período en niñas y adolescentes entre 10 y 19 años, precisó el documento.