El Gobierno de Haití puso en marcha un programa de protección social para ayudar a salir adelante a 100.000 madres que viven en situación de pobreza extrema en todo el país, informó hoy la oficina de Comunicación de la Presidencia.

Se trata del programa "Ti manman cherie" ("Mamita querida"), que permitirá a madres con uno, dos o tres hijos, recibir cada mes entre 400 y 800 gourdes (entre 9,5 y 19 dólares) para satisfacer necesidades básicas.

El programa, dotado de una financiación de trece millones de dólares procedentes del programa Petrocaribe (auspiciado por el Gobierno de Venezuela), comenzará en los sectores de Bel-Air, Fort-National, Cité Soleil y Carrefour Feuilles y se extenderá progresivamente al resto del país, donde debe estar implantado en diciembre.

Las madres recibirán las transferencias a través de su teléfono celular siempre que los niños asistan con regularidad a la escuela, indicó en un comunicado la Presidencia.

Según el Gobierno haitiano, esta es la primera vez que se lanza un programa de asistencia social de estas características que, según el primer ministro, Laurent Lamothe, constituye "una revolución en el país".

"El lanzamiento de 'Ti manman cherie' es una señal clara hacia la mejora de las condiciones de vida de las familias que viven en extrema pobreza", reiteró hoy en su cuenta de Twitter Lamothe.