El presidente libanés, Michel Suleiman, anunció hoy que el próximo 11 de junio se reanudará el dialogo nacional entre los líderes libaneses en un intento de calmar la tensión creciente debida a la influencia del conflicto sirio.

En un comunicado, el gobernante libanés subrayó que la actual situación nacional y regional requiere un diálogo, en alusión a los últimos enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen sirio que han causado más de una decena de muertos en el Líbano.

La reunión, que tendrá lugar en el palacio presidencial de Baabda a las 11.00 hora local (07.00 GMT), tratará asuntos como las armas en poder de la "Resistencia" (brazo armado del grupo chií Hizbulá) y su posible uso en el marco de la estrategia de defensa nacional.

La semana pasada, Suleiman había anunciado que convocaría a una nueva reunión de diálogo en junio tras una interrupción de casi dos años, ya que la ultima sesión tuvo lugar en noviembre de 2010.

Las Fuerzas del 14 de Marzo, coalición de grupos anti sirios y pro occidentales, han condicionado su participación en ese encuentro a la dimisión del Gobierno libanés de Najib Mikati, controlado por Hizbulá.

El viernes pasado, el jefe del grupo chií, jeque Hasan Nasrala, declaró que aceptaban participar en el diálogo sin condiciones.

El conflicto sirio ha profundizado la división entre los libaneses, de los que una parte, encabezados por Hizbulá, apoya al régimen de Damasco, mientras que la otra respalda la revuelta popular contra el presidente Bachar al Asad.