El británico Guy Ryder se convirtió hoy en el nuevo director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y en el primero en la historia de esta institución en ser promovido por los sindicatos y no por un gobierno.

Ryder, de 56 años, recibió 30 votos, frente a los 26 recogidos por su competidor, el francés Gilles de Robien, en la elección realizada en el Consejo de Administración de la OIT.