El ex diputado Sigifredo López, en prisión como presunto instigador del secuestro de 11 de sus colegas legisladores que tras cinco años de cautiverio fueron asesinados por las FARC, juró el lunes su inocencia y dijo ser víctima de un error judicial.

"Sigifredo López es absolutamente inocente", aseguró el político de 49 años que fue secuestrado por las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) junto con 11 de sus colegas de la Asamblea del departamento de Valle del Cauca en abril de 2002.

"La Fiscalía ha sido inducida en error", enfatizó el otrora diputado, que fue arrestado el 16 de mayo pasado por orden de un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos que lo investiga por su aparente participación en los delitos de homicidio, perfidia y toma de rehenes. "No sé cómo pudieron incurrir en una confusión como ésta".

En entrevista con la cadena Caracol, López dijo que la situación que está viviendo ahora es peor que el secuestro mismo porque "ésta tiene un componente de deshonra que duele en el alma y lastima muchísimo". Observó que ha sido presentado como el peor criminal en la historia del país y añadió que sólo falta que lo sindiquen de pertenecer a Al Qaeda o de ser de un violador.

Tras destacar que sólo conoció personalmente a guerrilleros cuando fue secuestrado por las FARC, se preguntó:

"¿Qué persona se somete a un autosecuestro, que lo humillen a uno todos los días? ¿A quién le cabe en la cabeza eso, tiene que ser uno un psicópata, que no lo soy; tiene uno que ser un monstruo, que no lo soy"?

El ex legislador agradeció a los allegados de los diputados muertos el apoyo para él y su familia.

En junio de 2007, las FARC anunciaron que en un confuso incidente habían muerto 11 de los 12 diputados secuestrados, menos López. En ese momento, el grupo guerrillero explicó que se salvó porque se encontraba en otro campamento.

Tras ser liberado en febrero de 2009, López dijo que se había salvado "por un milagro de Dios" y que había sido separado de sus compañeros como un castigo por un incidente que tuvo con un guerrillero.

López explicó entonces que los rebeldes mataron a los diputados debido a que confundieron a una unidad guerrillera que llegó sin avisar con una patrulla del Ejército. Las instrucciones de los mandos era matar a los rehenes en caso de percibir una posible llegada de militares.

Reiteró que no vio nada, sino que oyó las ráfagas de tiros y que sólo dos semanas después guerrilleros rasos le comentaron la confusión.

El organismo investigador tiene en su poder un video hallado en los computadores del otrora máximo jefe de las FARC, Alfonso Cano, muerto por la fuerza pública en noviembre de 2011. En dicha filmación, según la investigación de la Fiscalía, se oye la voz de un hombre que les explica a los guerrilleros cómo es la Asamblea por dentro, los advierte sobre la presencia de un puesto de atención de la policía cerca del legislativo y se refiere a los policías como los "enemigos".

La Fiscalía cree que el hombre que aparece en el video puede ser Sigifredo López. El jueves, sin embargo, un guerrillero que está en la cárcel, Gustavo Arbeláez, alias "Santiago", y que participó en la toma de la Asamblea de Valle del Cauca, dijo que López era inocente y que la voz que aparece en el video es la de un jefe rebelde conocido como "JJ", que fue muerto por la fuerza pública.

El abogado de López, Alfredo Montenegro, ha dicho a diversos medios de comunicación que "hoy mismo" pedirá que su cliente sea puesto en libertad.

La Fiscalía General y el propio fiscal Eduardo Montealegre han guardado silencio ante el aparente desplome del proceso en contra de López.