La organización feminista peruana Manuela Ramos ha iniciado hoy la campaña "Justicia para ellas", que busca promover la legalización del aborto para las mujeres violadas, víctimas que suman más de 6.000 al año.

Jennie Dador, abogada y directora de Manuela Ramos, dijo a Efe que ha aumentado el nivel de denuncias por delitos sexuales, pero que también se ha incrementado la violencia en el país.

"Un acto de justicia es que las mujeres violadas puedan acceder a un aborto, no que tengan que abortar, porque a veces nos dicen: 'ustedes (de las organizaciones no gubernamentales) quieren obligar a las mujeres a abortar'. No, lo que queremos es que puedan, que aquellas que quieran tomar esa decisión tengan un lugar seguro donde hacerlo", afirmó Dador.

Según la investigación de Jaris Mujica "Violaciones sexuales en el Perú 2000-2009", presentada en 2011 para esa organización, en Perú se da la mayor cantidad de denuncias por violaciones al año en Sudamérica, con 22,4 casos por cada 100.000 habitantes, seguido de Bolivia y Chile (con 20,8 y 20 casos, respectivamente).

En 2010, según la Policía peruana, se denunciaron 5.273 casos de violaciones sexuales en el país, lo que representa entre 14 y 15 por día.

Como parte del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer, que se celebra hoy, la ONG Manuela Ramos ha lanzado un portal web donde se promueve la despenalización del aborto en caso de embarazo por violación y busca que el tema se debata en la opinión pública "porque existe demasiado dolor en la vida de las mujeres" violadas.

"Nos interesa recoger el testimonio de mujeres que hayan pasado la experiencia doblemente horrible de ser violadas y a consecuencia de eso quedar embarazadas y que tuvieron que buscar una posibilidad clandestina para acceder a un aborto", expresó Dador.

Para la directora de la ONG, con "el solo hecho de que exista la posibilidad de recurrir a un aborto en caso de violación, cada mujer sería libre de decidir. Eso de por si sería una medida reparadora, que ayudaría a procesar el trauma y el dolor".

La próxima semana, Manuela Ramos junto a otras ONG realizarán el foro "Estado laico, violencia sexual y políticas públicas", en el que participarán congresistas y representantes del sector salud, donde analizarán políticas para aliviar la situación de las mujeres violentadas.