La tormenta tropical "Beryl" ha tocado tierra en el noreste de Florida, cerca de la frontera con Georgia, y va perdiendo fuerza mientras cruza el extremo norte de Florida del este al oeste.

Así lo advirtió hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su boletín de las 06.00 GMT, en el que detallaba que el centro de la tormenta se encontraba a 10 kilómetros al este de Jacksonville (Florida) y a 100 kilómetros al sureste de Brunswick (Georgia).

Beryl, la segunda tormenta tropical de la temporada y que ahora cuenta con vientos sostenidos de sólo 100 kilómetros por hora, avanza hacia el oeste a una velocidad de 13 kilómetros por hora.

Se mantiene un aviso de tormenta tropical para la zona costera comprendida entre las localidades de Flagler Beach (Florida) hacia el norte hasta Edisto Beach (Carolina del Sur).

El CNH prevé "un debilitamiento sostenido" de "Beryl" tras su llegada a tierra, de forma que podría debilitarse hasta convertirse en una depresión tropical, esta noche o mañana.