Los residentes en Argentina que quieran comprar dólares para viajar al exterior deberán ser habilitados previamente por el fisco en el marco de las restricciones para la adquisición de divisas, según una resolución oficial difundida el lunes.

Quienes quieran adquirir moneda extranjera para viajar tendrán que informar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) en la página web de este organismo de sus datos personales, laborales y fiscales; motivo del viaje; tiempo de estadía; fecha de salida y regreso; identificación fiscal de la agencia de viajes u operador turístico donde adquirió el paquete para viajar; medio de transporte, costo del traslado y forma de pago del mismo. La medida, publicada el lunes en el boletín oficial, regirá desde el martes, dijo la agencia oficial de noticias Telam.

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández profundizó en las dos últimas semanas las trabas para la comercialización de divisas en bancos y casas de cambio oficiales, vigentes desde octubre de 2011, con el fin de limitar su constante fuga.

Mediante su sistema informático, la AFIP analizará en tiempo real la situación fiscal y financiera del solicitante y responderá si puede adquirir las divisas que pide. Según analistas, el doble objetivo de la medida es lograr un mayor control fiscal de los ciudadanos que cierran operaciones en efectivo y limitar la compra de la divisa.

La Resolución 3.333 de la AFIP dispone que los "residentes en el país que demanden la adquisición de moneda extranjera para atender gastos en concepto de viajes al exterior por razones de salud, estudios, congresos, conferencias, gestiones comerciales, deportes, actividades culturales, actividades científicas y/o turismo, deberán cumplir previamente con el régimen de información".

En el marco de los controles aplicados por el gobierno en el mercado de divisas, los residentes en Argentina sufren desde hace dos semanas enormes dificultades para lograr la autorización de la AFIP para adquirir dólares en bancos y casas de cambio, incluso de pequeñas cantidades de esa divisa en la que los ciudadanos tradicionalmente ahorran y también se refugian cuando perciben situaciones de inestabilidad.

El ex presidente del Banco Central Martín Redrado consideró el lunes que "las restricciones han llegado para quedarse" en Argentina.

"Las restricciones conducen a más restricciones. Mi visión es que las restricciones han llegado para quedarse, y ese es un camino de ida... la presidenta tiene temor a los movimientos cambiarios, es tremendamente conservadora" , dijo Redrado a Radio 10.

El senador oficialista Aníbal Fernández afirmó en tanto al canal Telefé que "sería un suicidio" liberar el dólar y que los controles vigentes son "en beneficio de todos los argentinos".

"Las medidas ...tienen que ver con que el dinero se demuestre que viene de una situación legal y esta es la situación que más ha impactado, lo que más ha frenado el movimiento" del dólar, señaló.

"Argentina tiene una flotación administrada y en función de los intereses que benefician a los argentinos maneja esa flotación administrada. Separarse de esa situación es un concepto liberal que no está comprendido dentro de una política heterodoxa como se viene manejando" en el oficialismo, agregó el senador.

En los últimos días, las restricciones dispararon la cotización del dólar en el mercado negro, donde se volcó masivamente la demanda de la divisa estadounidense.

En el mercado oficial el dólar cotizaba el lunes a 4,48 pesos, de forma similar a la semana pasada, cuando estuvo un 37% más barato que en el mercado negro.

La AFIP comenzó a perseguir la venta ilegal de divisas extranjeras y en los últimos días clausuró dos casas de cambio ilegales en la capital argentina.

La fuga de capitales en 2011 fue por valor de 23.000 millones de dólares, según datos oficiales.