La mayoría de los países en América Latina atraviesa situaciones difíciles con el transporte público urbano y debe evolucionar a un sistema integrado de movilidad sustentable, dijeron hoy expertos durante un foro en Panamá.

Especialistas procedentes de Brasil, México, Perú, Colombia y Panamá analizan el tema en un seminario que inició hoy en la ciudad de Panamá sobre "Movilidad y Desarrollo Urbano", auspiciado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Gobierno panameño.

La brasileña Adriana Lobo, del Centro de Transporte Sustentable (CTS), una ONG con sede en México y filiales en América y Asia, dijo a Efe que el problema del transporte público crece de manera "muy importante" y afecta a las ciudades grandes en Latinoamérica.

El problema del transporte colectivo y la movilización urbana se hace más complicado en las ciudades más grandes y pobladas, como es el caso del Distrito Federal en México y Sao Paulo en Brasil, entre otras, indicó Lobo.

También la existencia por mucho tiempo de un transporte público desregulado y de mala calidad ha contribuido a esta situación, lo cual, según Lobo, solo hasta hace unos diez años empezó a cambiar hacia un proceso de regulación y organización.

Añadió que esto ha hecho que la implementación de sistemas de autobuses modernos y de otros sistema de metros y trenes cobre ahora más relevancia en el tiempo.

La experta brasileña del CTS afirmó que lo ideal es que todo evolucione hacia un sistema integrado de movilidad urbana que sea sustentable.

"Sin duda uno de los retos de las ciudades modernas es permitir que su gente pueda movilizarse de una manera que sea relativamente rápida y con bajo impacto tanto en términos ambientales como de vidas humanas por el tema de la accidentalidad", señaló.

Lobo destacó que la movilidad será sustentable en la medida que las personas puedan desplazarse a sus trabajos "sin perder demasiado tiempo, sin generar demasiada contaminación para que la ciudad siga siendo un espacio agradable donde vivir y convivir".

Según datos del Observatorio de Movilidad Urbana (OMU) de la CAF, que analiza las características del transporte y las áreas urbanas que atiende, en las áreas metropolitanas de la región se realizan diariamente unos 214 millones de viajes, la mayor parte caminando (28 %) o utilizando el transporte colectivo (43 %).

Diariamente, de acuerdo con estos mismos datos, en los modos más importantes de desplazamientos (metros, autobuses, microbuses y los automóviles) se consumen unos 45 millones de litros de gasolina y alcohol, y 13 millones de litros de diesel.

El gerente de operaciones del Metro de Medellín (Colombia), Tomás Elejalde, reconoció en declaraciones a Efe que "lamentablemente" muchas ciudades en América Latina tiene problemas de movilidad que, dijo, "al final lo que hacen es afectar nuestra competitividad a nivel global".

"La vida se complica muchísimo si no tenemos una buena movilidad, y si esa movilidad no es sustentable en el tiempo, estamos no solo corriendo el riesgo de perder la competitividad y la productividad de las ciudades, sino que también las estamos haciendo menos amables por el uso indiscriminado de tecnologías contaminantes", afirmó.

"Básicamente veo esos dos problemas en varias ciudades de América Latina, pero afortunadamente los estamos identificando y estamos tratando de implementar soluciones creativas con tecnologías de todo tipo", apreció.