El argentino del Manchester City Sergio "Kun" Agüero afirmó hoy que el papel de su equipo en la próxima Liga de Campeones será "crucial" para el futuro de los "citizens" en la elite del fútbol europeo.

"Para el club es muy importante hacerlo bien en la Champions la próxima temporada. Es algo crucial para mostrar nuestro potencial a nivel mundial", señaló el delantero al diario británico "The Times".

Tras ganar su primera Premier League desde 1968, el City afronta el próximo curso su segunda participación en la máxima competición europea, después de quedar apeados del torneo en la fase de grupos la pasada temporada.

Agüero fue el autor del gol en el tiempo de descuento que dio el titulo de la liga inglesa el pasado 13 de mayo al City, que se impuso en la última jornada del campeonato al QPR por 3-2 y superó así en la tabla a sus vecinos del Manchester United.

"Marcar (frente al QPR) ha sido el mejor momento de mi carrera, por supuesto", señaló el exdelantero del Atlético de Madrid, de 23 años, que sueña con seguir levantando títulos los próximos años.

"Esta es la primera liga que gano, y ahora quiero más. Lo único que me apetece es continuar ganando la próxima temporada", sostuvo el "Kun".

Acerca del ambiente en el vestuario de los "citizens", que esta temporada ha generado diversas polémicas en los medios británicos, el jugador aseguró que los problemas se han "exagerado".

"Siempre nos hemos mantenido unidos. No hay problemas en el equipo, ni falta de cohesión, nada de eso. No estamos todo el tiempo peleando", subrayó Agüero.

"No hay mejor prueba del buen espíritu que reina entre nosotros que lo que ha ocurrido al final de la temporada", dijo.

La guerra abierta entre el técnico italiano Roberto Mancini y el también argentino Carlos Tévez, que viajó a su país sin el permiso del club durante varios meses, ha ocupado gran parte de la atención mediática sobre el City durante el pasado curso.

Tévez se negó a saltar al campo durante un partido de Liga de Campeones y quedó relegado del equipo hasta los últimos encuentros de la temporada, cuando se reconcilió con su entrenador y recuperó un puesto en la delantera "citizen".