Un temporal de nieve que azota la cordillera mantiene cortado el paso entre Argentina y Chile en la provincia de Mendoza y ha provocado desprendimientos que han incomunicado varias localidades de alta montaña en la región, según medios locales.

Los desprendimientos de roca cortaron hoy la ruta nacional 7, que conduce al paso internacional de Cristo Redentor entre Argentina y Chile.

Alrededor de 1.500 camiones esperan a ambos lados de la frontera que mejoren las condiciones climatológicas y se despeje la carretera para cruzar por el paso internacional, de acuerdo con la agencia oficial Télam.

La Dirección Nacional de Vialidad de Argentina ha pedido a los conductores "no viajar por la zona hasta que la situación se normalice y esperar a que mejoren las condiciones climáticas".