La coalición militar encabezada por Estados Unidos rebatió el domingo reportes de que ocho civiles, incluidos niños, murieron en un ataque aéreo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte en un área remota del este de Afganistán.

Funcionarios afganos dijeron que un ataque aéreo realizado el sábado por la noche mató a ocho miembros de una familia, pero un funcionario de alto rango de la OTAN señaló que hasta ahora no existe evidencia de ninguna víctima civil. El funcionario pidió no ser identificado por nombre debido a que no está autorizado a proporcionar la información.

La muerte de civiles por tropas extranjeras ha sido un punto de fricción en la relación del presidente afgano Hamid Karzai con sus socios internacionales. El mandatario advirtió a inicios de este mes que las muertes de civiles podrían socavar una asociación estratégica con Estados Unidos que debe gobernar las relaciones a largo plazo después de que la mayor parte de las tropas internacionales salgan del país al final de 2014.

Karzai designó una delegación para que viaje a la provincia de Paktia y determine qué sucedió.

La coalición dijo además que estaba trabajando para descubrir más sobre la operación que estaba realizando fuerzas extranjeras en la provincia.

Frecuentemente, funcionarios afganos y de la coalición ofrecen informes diferentes sobre operaciones militares.

En esos casos, residentes locales aseveran que murieron civiles, mientras que la coalición dice que las víctimas fueron identificadas como rebeldes. Posteriormente, si las investigaciones demuestran que de manera inadvertida resultaron muertos civiles, la coalición admite su error.

Rohullah Samon, portavoz del gobernador de la provincia de Paktia, dijo que Mohammad Shafi, su esposa y sus seis hijos murieron en el ataque aéreo, ocurrido a las ocho de la noche en la aldea de Suri Khail, en el distrito de Gurda Saria.

"Shafi no era un talibán. No pertenecía a algún grupo opositor al gobierno. Era un aldeano", señaló Samon. "En este preciso momento estamos trabajando sobre este caso para determinar las edades de sus hijos y cuántos eran hombres y cuántos mujeres", apuntó.

La muerte de civiles en ataques aéreos de la OTAN erosiona la confianza del pueblo afgano en las fuerzas extranjeras.

La OTAN dijo también que cuatro de sus efectivos perdieron la vida el sábado en estallidos de bombas separados en el sur de Afganistán.

La OTAN no facilitó mayores detalles sobre estas acciones ni de las nacionalidades de los fallecidos, aunque uno fue un soldado británico que cayó por una explosión en la región de Nahr-e Saraj, provincia de Helamnd, en el sur.

___

Mirwais Khan, periodista de The Associated Press, en Kandahar, contribuyó a este despacho.