La fundación "New 7 Wonders" quiere construir un museo de las siete maravillas de la naturaleza y parques temáticos en cada uno de esos lugares, dijo hoy el presidente de la organización, Bernard Weber.

"Estamos estudiando un proyecto de construcción de un museo de las siete maravillas naturales y queremos que en cada una de ellas exista un parque temático para que quien visite una pueda conocer las otras seis en miniatura", dijo Weber en una rueda de prensa en la ciudad argentina de Puerto Iguazú.

Weber y autoridades argentinas, encabezadas por el ministro de Turismo, Enrique Meyer; el gobernador de la provincia de Misiones, Maurice Closs, y el intendente de Puerto Iguazú, Marcelo Sánchez, participaron hoy en el acto en que las cataratas del Iguazú recibieron la placa de bronce que las distingue como una de las siete maravillas de la naturaleza.

Según el fundador y presidente de "New 7 Wonders", la ubicación del museo depende del interés de los lugares escogidos como las siete maravillas de la naturaleza y de los inversores que quieran financiarlo, pero manifestó que le gustaría que estuviera en medio de la selva que rodea las cataratas del Iguazú, formadas por 275 caídas de agua que comparten Argentina y Brasil.

Sobre los parques temáticos, Weber manifestó que el proyecto busca dotar a cada una de las siete maravillas naturales con un espacio de tecnología en el que se puedan reproducir las otras seis.

La fundación "New 7 Wonders" escogió en noviembre pasado, mediante una votación mundial por internet, las siete maravillas naturales.

Los lugares escogidos fueron, además de las cataratas del Iguazú, la selva amazónica que comparten varios países suramericanos, la isla de Jeju (Corea del Sur), el río subterráneo de Puerto Princesa (Filipinas), la bahía de Halong (Vietnam), el Parque Natural de Komodo (Indonesia) y la montaña de la Mesa (Sudáfrica).

El acto en el que hoy se entregó la placa de bronce de 130 kilos que acredita a las cataratas como una de las siete maravillas naturales al parque situado en Puerto Iguazú, del lado argentino, fue una continuación del celebrado anoche en la vecina ciudad brasileña de Foz de Iguazú.

La fiesta de hoy fue animada por cerca de 700 niños participantes en el Tercer Festival de Orquestas Infanto-Juveniles, quienes interpretaron obras clásicas y populares de sus países.

Participaron orquestas formadas por niños y adolescentes de Argentina, Angola, Bolivia, Brasil, China, Ecuador, Francia, Paraguay, Rusia y Trinidad y Tobago.

La "consagración oficial" de las cataratas del Iguazú "representa un antes y un después para Argentina", dijo el ministro Meyer, quien vaticinó que el parque del Iguazú "va a posicionarse como uno de los grandes atractivos turísticos que tiene Suramérica".

Por su parte, el gobernador de Misiones, en cuyo territorio está Puerto Iguazú, dijo que la distinción como una de las siete maravillas naturales ayuda a difundir en el mundo el parque de las cataratas y lo consolida como "el principal destino turístico del interior de la República Argentina".