La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, condenó hoy la matanza de Al Haula, en Siria, e instó al Gobierno de Bashar Al Asad al cese inmediato de la violencia.

Ashton se declaró "consternada" por la brutal masacre ocurrida el viernes, en la que 92 personas, entre ellas 32 niños, perdieron la vida.

"Condeno en los términos más duros este acto atroz perpetrado por el régimen sirio contra su propia población civil, a pesar del alto el fuego acordado y de la presencia de observadores de la ONU", dijo en un comunicado.

La alta representante de la Unión Europea instó al Gobierno de Al Asad a "cesar de manera inmediata toda forma de violencia y dar su total apoyo a la misión de observadores de las Naciones Unidas".

Asimismo, pidió al régimen sirio que ponga en marcha de manera íntegra el plan de seis puntos del enviado especial de las Naciones Unidas, Kofi Annan, respaldado por la resolución 2.043 de la ONU.

"La UE apoya totalmente los esfuerzos de Kofi Annan y su equipo para sentar las bases de un proceso político. Mañana hablaré con Annan para expresarle ese respaldo", indico la máxima responsable de la diplomacia europea.

Ashton indicó que la comunidad internacional "debe hablar con una sola voz, pedir el final del derramamiento de sangre e instar a Al Asad a quedar al margen y permitir una transición política". EFE