El ministerio de Relaciones Exteriores de Perú confirmó que un ciudadano peruano falleció el viernes pasado en la frontera con Chile, tras la explosión de una mina antitanque, y reiteró la urgencia de terminar las tareas de desminado, según un comunicado difundido hoy en Lima.

La cancillería indicó que el peruano, a quien no identificó, perdió la vida luego de que el vehículo que conducía, de una empresa de radiotaxis, activara una mina antitanque en territorio chileno, entre los Hitos 13 y 14 de la frontera común al promediar las 20.00 horas del viernes 25 de mayo.

La identidad del fallecido fue confirmada la noche de ayer, sábado, tras las gestiones realizadas por el Cónsul General del Perú en la ciudad chilena de Arica, el Intendente Regional de Arica y Parinacota, el Comandante de la Guarnición Arica del Ejército chileno, el Ministerio Público y la Policía de Investigaciones de Chile, de acuerdo con el comunicado oficial.

Asimismo, el ministerio peruano de Relaciones Exteriores señaló "la importancia especial que adquiere, en circunstancias como esta, las tareas de desminado humanitario en el marco de los compromisos internacionales".

Por tal sentido, "reitera la urgencia de finiquitar a la brevedad la cooperación bilateral de desminado emprendida con el gobierno de Chile" y reafirmó "la voluntad del Perú de fortalecer la cooperación con dicho país para prevenir y afrontar coordinadamente posibles ilícitos en la zona de frontera".

El peruano fallecido circulaba por una vía no habilitada para el tránsito fronterizo entre ambos países.

Miles de minas antipersonales y antitanque fueron sembradas en Chile en zonas fronterizas durante la década de los setenta en la dictadura de Augusto Pinochet, en un periodo de tensión con los países vecinos (Argentina, Perú y Bolivia).

El Gobierno chileno aseguró recientemente que se han destruido desde 2002 unas 50.000 minas antipersonales y antitanque, equivalentes a cerca de un tercio de las 181.814 sembradas.