El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, supera en popularidad al presidente, François Hollande, según un sondeo publicado hoy por el dominical "Le Journal du Dimanche".

El jefe del Gobierno, nombrado hace poco más de diez días, tiene la confianza del 65 por ciento de los franceses, una cifra récord para un primer ministro, indica la publicación.

Hollande cuenta con la aprobación del 61 %, algo menos que lo que tenía Nicolas Sarkozy al poco de entrar en el Palacio del Elíseo.

El jefe del Gobierno es aprobado por el 92 % de los votantes socialistas y por el 81 % de los del Frente de Izquierdas, mientras que apenas le respaldan el 41 % de los conservadores moderados y el 42 % de los del ultraderechista Frente Nacional (FN).

Hollande tiene una cota de satisfacción del 97 % de los socialistas, 93 % de los del Frente de Izquierdas, el 21 % de los de la UMP y el 35 % de los del Frente Nacional.