La Policía de Honduras detuvo hoy en el departamento norteño de Cortés a cinco personas, entre ellas una menor de edad, supuestamente involucradas en el secuestro y asesinato del periodista Alfredo Villatoro, informó una fuente policial.

El agente de la Policía de Servicios Especiales, Fredy Rodríguez, dijo a periodistas que en la aldea El Cacao, en Cortés, fueron capturadas cinco personas, tres hombres, una mujer y una menor de edad, por su supuesta participación en el secuestro y asesinato de Villatoro, quien trabajaba en la emisora HRN, una de las dos cadenas de radios más importantes de Honduras.

Los detenidos fueron identificados como Osman Osorio Arguijo, de 29 años, supuesto jefe de la banda; Marvin Gómez, de 28 años, Edgard Osorio Arguijo, de 24; Leslie Flores, de 18 años y una adolescente de 15 años, hermana de Flores, que no fue identificada.

Los detenidos "tenían en su poder armas de grueso calibre, con las cuales descargaron ráfagas" en contra de agentes de la Policía, sin causar víctimas, agregó Rodríguez.

Villatoro, que tenía 47 años y era padre de tres hijos, fue secuestrado el pasado 9 de mayo, en Tegucigalpa, cuando se dirigía hacia la emisora HRN, en la que trabajaba desde hace más de 20 años, y su cadáver fue hallado el 15 de mayo, en el extremo sur de Tegucigalpa, con dos balazos en la cabeza.

El pasado 22 de mayo, un juzgado de Tegucigalpa dictó auto de prisión y prisión preventiva a dos mujeres y un hombre, acusados por el delito de complicididad de secuestro agravado en perjuicio de Villatoro.

A los acusados, Jessica Zambrano, Katlin Zambrano, quienes fueron enviadas a la Cárcel de Mujeres, y Marvin Oliva, remitido a la Penitenciaria Nacional, ambos situados unos 25 kilómetros al norte de Tegucigalpa, se les acusa porque desde sus teléfonos móviles supuestamente se comunicaron con la familia del periodista Villatoro.

Las autoridades también investigan a Miguel Ángel Álvarez, un exagente de la Policía, y a Juan Ramón Fonseca, quienes cumplen prisión en el penal Danlí por homicidio y robo, respectivamente, al parecer porque llamaron por teléfonos móviles a la familia de Villatoro para negociar su rescate.

Según el Comisionado de los Derechos Humanos, desde 2003 a la fecha, en Honduras han sido asesinados 29 periodistas.