Al recibir el domingo un doctorado honorario, el actor ganador del premio Oscar Robert De Niro dijo a graduados del Bates College que a pesar de su propia carencia de una educación formal, le fue bien.

Durante un discurso de 15 minutos en la ceremonia de graduación del colegio de humanidades privado, De Niro fue tanto sincero como irreverente. Logró un flujo constante de risas de los 463 estudiantes graduados y de más de 5.000 asistentes más.

De Niro, quien abandonó los estudios secundarios para ir en pos de una carrera en actuación, fue uno de tres invitados famosos que recibieron títulos honorarios en la ceremonia de graduación de Bates. Gwen Ifill, corresponsal del programa "Newshour" de PBS y la bióloga molecular de la Universidad de Princeton Bonnie Bassler también fueron honrados.

Sin embargo, fue De Niro quien se robó la atención.

"De muchas maneras, haber dejado la escuela cuando lo hice fue una ventaja. Ahorré casi 6.000 dólares al no tener que pagar colegiaturas y gastos durante cuatro años de educación", afirmó. "Me siento un poco tonto, porque si hubiera esperado hasta ahora para no asistir a la universidad, pude haber ahorrado alrededor de un cuarto de millón", agregó.

Mirando en retrospectiva, dijo, "resultó bastante bien. Ahorré el dinero y obtuve el título".

El doctorado honorario en Bellas Artes fue conferido por Nancy Cable, rectora interina de Bates. Michael Chu, miembro del consejo de administración y amigo de De Niro, entregó el título.

El actor también ofreció algunos consejos serios a los graduados.

"Si se es actor, hay que ser siempre fiel con el personaje", afirmó. "Si no se es un actor, hay que tener carácter y ser siempre fiel a uno mismo".

De Niro ganó el premio de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas por su trabajo en la película "Raging Bull" (Toro salvaje) y el Oscar va mejor actor de reparto por "The Godfather, Part II" (El padrino, parte II). Ha obtenido cuatro nominaciones más al Oscar.