El Botafogo, el Vasco da Gama y el Atlético Mineiro encadenaron dos victorias y terminaron hoy en lo alto de la clasificación del Campeonato Brasileño en la segunda jornada, mientras que el campeón, el Corinthians, volvió a perder.

Los tres equipos que comparten el liderato cuentan con seis puntos, aunque sobresale el Botafogo por tener mejor saldo de goles, después de su sufrida victoria por 2-3 en su visita al Coritiba.

El Botafogo fue a remolque todo el partido y consiguió remontar a cinco minutos del final, gracias a dos goles de Lucas, ambos tras asistencias del argentino Germán Herrera, y otro de Vítor Júnior.

El Atlético Mineiro ganó por 1-0 nada menos que al Corinthians, que hoy jugó con un equipo mixto debido a sus compromisos en la Copa Libertadores. Danilinho marcó de cabeza el gol que dejó al campeón hundido en el fondo de la tabla, con dos derrotas en las dos primeras jornadas.

Con los mismos seis puntos del Botafogo y del Mineiro se encuentra el Vasco da Gama, que este sábado se repuso de su eliminación en la Libertadores con una balsámica victoria a domicilio sobre el Portuguesa por 0-1, con un acrobático gol de chilena de Alecsandro.

El Fluminense y el Figueirense, que cuentan con una victoria cada uno y juegan entre sí más tarde, tienen opciones de igualar a la pareja de cabeza si ganan el partido.

El Sao Paulo logró su primera victoria en la competición frente al Bahía, al que derrotó por 1-0 gracias a un gol oportunista de Luis Fabiano, que aprovechó un rechace en el área.

Otro de los favoritos al título, el Santos, empató 0-0 ante el Sport, en un partido que jugó con suplentes debido principalmente a los partidos de la selección brasileña y a las lesiones.

El Flamengo sumó el sábado su segundo empate seguido al ceder un 3-3 en casa ante el Internacional, que estaba plagado de suplentes y logró remontar dos goles de desventaja.

Ronaldinho Gaúcho, autor de un gol de penalti, escuchó los abucheos de su afición, que no está contenta con el comienzo errático en la Liga por parte del equipo más popular de Brasil.

La jornada se completará con el partido entre el Gremio y el Palmeiras, un clásico de gran rivalidad y que se juega más tarde en Porto Alegre.