La actriz Audrey Tautou, conocida por el dulce papel que interpretó en cintas como "Amelie", ensalzó al fallecido director Claude Miller, a quien consideró un "cineasta brillante y apasionado" que le ayudó explorar el lado sombrío de la vida en su última película.

La actriz francesa interpreta el panel de un ama de casa que envenena lentamente a su esposo en la cinta de Miller "Therese Desqueyroux", que clausuró el domingo el Festival Internacional Cinematográfico de Cannes.

Miller murió el mes pasado de cáncer a los 70 años.

Truffaut ayudó a Tautou a meterse de lleno en el papel de la novela de Francois Mauriac, que describe la vida de una esposa frustrada que intenta matar lentamente a su esposo con arsénico para recuperar su libertad.

El áspero papel, y la precisión y paciencia de Miller, le ayudaron a mostrar su aspecto más sombrío.

"No es como que me haya liberado, pero me dieron ganas de explorar aún más el cine", dijo la actriz en una entrevista con The Associated Press en una terraza frente a la Costa Azul francesa. "Realmente me gustó la experiencia... Intenté no asustarme de Therese. Quería explorar el lado sombrío de la humanidad".

La cinta transcurre en la región francesa de Las Landas, cercana a Burdeos, donde la joven y cerebral Therese es obligada a casarse con el dominador Bernard, interpretado por Gilles Lellouche, a quien acaba odiando.

El papel es muy diferente al de "Amelie", la cinta del 2001 que describe la historia de una tímida camarera paquistaní que cambia la vida de los que la rodean con su bondad. Ese cometido la lanzó al estrellato, pero 10 años después, Tautou supo utilizar su "guión soñado" para crecer.

"No soy la misma mujer que era cuando tenía 22 años. No me siento genuina haciendo papeles de joven ingenua. Therese me llevó a un terreno totalmente nuevo", dijo.

____

Thomas Adamson en Twitter: http://Twitter.com/ThomasAdamsonAP