Unas 400 personas se manifestaron hoy ante la casa londinense del viceprimer ministro británico, Nick Clegg, para protestar contra las medidas de austeridad del Gobierno.

Los manifestantes pertenecían a la organización "UK Uncut" y tocaron música, bailaron y pronunciaron discursos contrarios a los recortes impuestos por la Administración de coalición, formada por conservadores y los liberaldemócratas de Clegg.

Un portavoz de la Policía Metropolitana de Londres informó de que no hubo arrestos ante la casa del político en el barrio de Putney, en el sur de la capital británica.

Según "UK Uncut", el grupo decidió acudir hasta la casa del viceprimer ministro porque le consideran responsable de diseñar los recortes que están afectando a mucha gente.

"Nick Clegg es uno de los arquitectos de la austeridad. Él es millonario y vive en una casa de un millón de libras (unos 1,2 millones de euros)", dijo Jean Sandler, miembro de "UK Uncut".

Agregó: "Estos recortes suponen una elección política de este Gobierno y de los millonarios (políticos) que han perdido contacto" con la gente.

"Nadie votó por el desastroso plan de (el primer ministro británico conservador, David) Cameron y de Clegg, que significa que tenemos que pagar por la crisis de los bancos", subrayó.

Según este grupo, los recortes en el gasto público están pensados para destruir la Sanidad pública y el futuro de la población.

Esta protesta se suma a otras similares impulsadas por esta organización en distintas ciudades británicas para expresar el rechazo al plan de austeridad del Gobierno.

David Cameron puso en marcha este programa de recortes en octubre de 2010, cinco meses después de llegar al poder, a fin de reducir el abultado endeudamiento del país.