El líder del partido conservador griego Nueva Democracia, Andonis Samarás, llamó hoy a su formación a crear un frente patriótico para mantener a Grecia en la eurozona.

En una conferencia nacional de este partido, Samarás adoptó una postura radical contra la izquierda, sin precedentes desde la caída de la dictadura militar en 1974, y acusó a la Coalición de Izquierda Radical (Syriza) de hundir el país en el caos y el terror por querer hacer salir con su política a Grecia de la zona euro.

También culpó a Syriza de carecer de un programa político y de ser una coalición de agrupaciones extremistas con un programa propio cada una de ellas.

"Es una mentira que Syriza y las formaciones que lo componen representen la renovación del país. Están representando la mentalidad que llevó el país al borde del abismo", dijo Samarás.

"Syriza protege a los encapuchados que provocan vandalismo en el centro de Atenas, promete ofrecer asilo a millones de inmigrantes ilegales, y quiere desarmar a la Policía y desintegrar el ejército del país", añadió.

Samarás consagró gran parte de su discurso a atacar a los candidatos de Syriza, y pronosticó que una victoria de ese partido en las elecciones generales del 17 de junio acarreará más impuestos y tasas, y hundirá la clase media en la pobreza.

Además, acusó, por primera vez, al Partido Comunista de ser corresponsable en la fuga de capital al extranjero e impedir las inversiones privadas en Grecia.

"Incluso China y Vietnam están privatizando su economía. Solo Syriza y los comunistas no quieren privatizar la economía griega", subrayó.

Por otra parte, destacó el supuesto interés de Rusia y China en invertir en empresas de infraestructura griega que deben ser privatizadas.

"China y Rusia quieren invertir en empresas griegas que serán privatizadas. Éstas son las privatizaciones que Syriza quiere cancelar", constató el líder conservador que ganó los comicios legislativos del 6 de mayo.

También arremetió Samarás contra el memorándum europeo sobre los créditos a Grecia para impedir su bancarrota, al afirmar que desde un principio su partido ya había subrayado la importancia de desarrollar la economía.

"Solo nosotros somos capaces de renegociar el memorándum, porque desde el inicio insistimos en la necesidad de medidas de desarrollo", dijo el político, tras prometer una reducción de los impuestos para las familias numerosas y la clase media, si Nueva Democracia gana las elecciones.

En su discurso se refirió al partido socialdemócrata Pasok solo dos veces: una para aseverar que la política de Syriza es la continuación de la política del dirigente socialista Yorgos Papandréu y otra para recordar que ahora incluso el Pasok admite la necesidad de cambios al memorándum.