El mexicano Benjamín López Patiño fue sentenciado a 10 años de cárcel en Arizona, donde se le declaró culpable de reingresar ilegalmente en Estados Unidos tras su deportación.

En marzo, López Patiño, de 45 años, se había declarado culpable del cargo y la sentencia le fue impuesta el miércoles en un tribunal federal en Tucson.

El mexicano, que deberá purgar la pena en una prisión federal, fue sentenciado por el mismo cargo en 2003 y se le había condenado entonces a ocho años de cárcel.

En el caso más reciente en su contra, López Patiño fue arrestado en septiembre por agentes de la Patrulla Fronteriza cerca de la aldea de Crow Hang, en la nación india de Tohono O'odham.