La mujer de mayor edad que haya escalado el Monte Everest dijo que finalmente resintió todos sus años de vida cuando subió el pasado fin de semana hasta la cumbre más alta del mundo.

La japonesa Tamae Watanabe, de 73 años, rompió su propia marca que impuso hace 10 años como la mujer de mayor edad que haya ascendido al Everest. También se recuperó del accidente que sufrió en 2005 en el que se rompió la espalda y tuvo miedo de no volver a escalar jamás.

"Esta ocasión fue mucho más difícil para mí", expresó el viernes Watanabe a la prensa tras su regreso a la capital de Nepal, Katmandú, desde la montaña.

"Me sentí más débil y con menos fuerza. Esta ocasión fue en verdad diferente. Sentí que me había hecho vieja".

Watanabe alcanzó el 19 de mayo, a la edad de 73 años y 180 días, la cima del Everest, desde el flanco tibetano.

Ese día, más de 200 escaladores intentaron alcanzar la cima, por la ruta sur que es la más transitada en Nepal. Cuatro escaladores murieron al parecer de mal de la montaña y cansancio en una de las jornadas con el mayor número de muertes ocurridas en la montaña.

Watanabe dijo que le sorprendió en esta ocasión, respecto de su anterior ascenso, el aumento de la temperatura en el Everest.

"Se ha formado un lago glacial cerca del campamento base con el hielo derretido y ahí podían tomar agua nuestros cocineros", señaló la mujer. Dijo que debido a esta situación se suma a la campaña contra el calentamiento global.

La persona de mayor edad que ha escalado el Everest es el nepalés Min Bahadur Sherchan, de 76 años y lo hizo en 2008.