Un joven de 18 años mató el sábado a dos personas y dejó heridas a otras siete, al abrir fuego indiscriminadamente desde una azotea en un poblado del sur de Finlandia, informó la policía.

Los agentes arrestaron al sospechoso en las afueras de Hyvinkaa, unas cinco horas después de que disparó desde una azotea de baja altura, poco antes de las dos de la mañana del sábado (2300 GMT del viernes), señaló el inspector detective en jefe, Markku Tuominen.

El detenido, habitante de Hyvinkaa, 50 kilómetros (30 millas) al norte de la capital, Helsinki, no se resistió al arresto, afirmó Tuominen.

"El individuo estaba en posesión de dos armas... incluido un fusil de cacería", agregó. La policía no conoce las razones del ataque contra los civiles, lo cual se determinará mediante la investigación, apuntó.

El detenido mató a una mujer de 18 años y a un hombre de la misma edad, e hirió de gravedad a dos personas, entre éstas un agente de 23 años que acudió al lugar poco después de que la policía de Hyvinkaa fuera avisada de la situación.

Los ataques a tiros no son desconocidos en Finlandia, donde existen 650.000 poseedores de armas legales entre una población de 5,4 millones de personas en un país con arraigadas costumbres de cacería.

En los últimos años, Finlandia fue escenario de dos ataques a tiros que dejaron varios muertos en escuelas.

En 2008, un estudiante de cocina mató a nueve compañeros y un profesor antes de suicidarse en una escuela vocacional en el poblado de Kauhajoki, en el oeste.

En 2007, un individuo de 18 años mató a seis compañeros estudiantes, una enfermera y al director en una secundaria en Tuusula, sur de Finlandia.