La organización ecologista Greenpeace bloqueó hoy el embarque de hierro en un buque carguero en el puerto de São Luis (Maranhão), norte de Brasil, en protesta por el veto parcial de la presidenta, Dilma Rousseff, al polémico Código Forestal.

Un grupo de 14 activistas de Greenpeace llegó al puerto a bordo de su barco, el Rainbow Warrior, y varios de ellos se subieron a una grúa con un cargamento de arrabio, materia prima del hierro y el acero, que iba a ser embarcado en el navío Clipper Hope, propiedad de la siderúrgica Viena, según informó la ONG en un comunicado.

Un estudio divulgado por Greenpeace hace dos semanas denunció que algunas siderúrgicas brasileñas contribuyen a la deforestación de la selva amazónica porque usan intensivamente carbón producido con madera extraída ilegalmente de la selva.

"La Amazonía se vuelve carbón. Brasil apaga la motosierra", se podía leer en una gran pancarta que fue atada a la grúa, según una fotografía distribuida por la ONG.

El director de la campaña Amazonía de Greenpeace, Paulo Adario, afirmó que la acción de protesta responde también a la posición de "omisión" de Rousseff por no haber vetado integralmente el Código Forestal, como ellos pedían.

Rousseff anunció este viernes un veto parcial, a 12 de los 84 artículos, de la polémica ley que regula el uso de los suelos en las propiedades rurales.

Entre los vetos, se anuló el artículo que proponía amnistiar a los hacendados que talaron la selva ilegalmente en las últimas décadas para expandir su actividad agropecuaria.

Los grupos ecologistas pedían la anulación integral de este proyecto legislativo que, según ellos, va a dar un respaldo legal al aumento de la deforestación.

Greenpeace bloqueó el Clipper Hope en el puerto de São Luis por primera vez el pasado 14 de mayo y extendió su cerco hasta el pasado jueves, a la espera de una reunión de conciliación con las autoridades locales cuyo resultado no satisfizo a los ecologistas.

El vicegobernador del estado de Maranhão, Washington Luiz, se desplazó hoy al puerto para negociar el desbloqueo del carguero, según la misma fuente.