El presidente de Ecuador, Rafael Correa, instó hoy a la ciudadanía a iniciar una campaña para no comprar lo que él denomina "prensa corrupta" en relación a ciertos medios que, en su opinión, están inmersos en una "lucha por el poder".

"Tenemos que reaccionar nosotros, ciudadanos, a empezar una campaña por twitter, por teléfono, mensajes, en la calle para no comprar la prensa corrupta y ojalá que dejen de ser rentables esos negocios y a comprar diario El Telégrafo", dijo en referencia al periódico público.

Apuntó que en su opinión la ciudadanía tiene cómo defenderse: "dejando de comprar esas porquerías que se llaman periódicos, dejando de ver esos canales que hacen politiquería en lugar de informar, tenemos cómo reaccionar", insistió Correa en su informe semanal de labores grabado el pasado jueves pero difundido hoy.

"Tenemos que organizar un boicot ciudadanos a esta prensa. Tenemos 80 % de apoyo popular. ¿Cómo podemos colaborar con la Revolución Ciudadana? No compren esta prensa corrupta ni para hacer cangrejadas ni para madurar aguacates", dijo.

En su informe de labores, Correa criticó unas publicaciones de esta semana de los diarios El Universo y La Hora.

Ante cientos de personas reunidas para atender el informe, Correa dejó el micrófono sobre la mesa y rompió un ejemplar del diario La Hora después de decir: "Para que se quejen como les dé la gana, donde les dé la gana".

"Hagamos la revolución desde nuestros hogares, en nuestra acción cotidiana, cada uno dejando de comprar esta prensa corrupta y demostrándoles que no vamos a permitir más sus engaños y que aquí manda el pueblo ecuatoriano", señaló.

Desde el inicio de su Gobierno en 2007, Correa mantiene un pulso con algunos medios de comunicación al considerar que manipulan la información y representan los intereses de pequeños grupos poderosos, en detrimento de la mayor parte de la sociedad.

El pasado 11 de marzo, la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (Aedep) exigió al Gobierno acabar con lo que denominó "campaña" contra los medios privados y dar un "giro" en su gestión para atacar a los principales problemas que afronta el país.

En un espacio publicado en la mayoría de diarios y bajo el título "Urge separar la paja del trigo", la Aedep señaló entonces a la delincuencia, el narcotráfico, las inundaciones, la pobreza y el desempleo, entre otros, como los principales desafíos del país.

Para esta Asociación, "hay guerras estériles y el Gobierno debería poner fin a la que declaró, por motivos que solo él conoce, contra los medios de comunicación que no controla", rezaba la publicación suscrita por 21 diarios y tres revistas.

"Hay momentos en que, por la trascendencia de lo que está en juego, debemos saber separar la paja del trigo", agregó el texto del gremio de prensa, tras advertir que algunos problemas que agobian al país "son hoy más profundos".