El diplomático saudí secuestrado en el Yemen por la organización terrorista Al Qaeda ha pedido al rey de su país, Abdalá bin Abdelaziz, que cumpla las demandas de sus captores de liberar a los presos de este grupo en Arabia Saudí.

"Pido al rey Abdalá y al Gobierno saudí que me salven y me liberen de Al Qaeda a cambio de la liberación de las hermanas presas en las cárceles y de cumplir el resto de las demandas que ha presentado la organización", dijo el vicecónsul saudí en la ciudad de Adén, Abdalá al Jaledi, en un vídeo colgado en una web yihadista.

Al Qaeda reclamó el pasado 17 de abril la excarcelación de sus presos en Arabia Saudí como condición para liberar al diplomático.

El vídeo, de casi cuatro minutos, presenta a Al Jaledi en aparente buen estado, aunque con muestras de fatiga, mientras presenta testimonio a una cámara de vídeo.

"Insto también al rey a que me devuelva junto a mi familia, mis hijos y mi esposa", agregó el vicecónsul.

En la grabación, Al Jaledi ofrece detalles minuciosos sobre el trabajo de la oficina de los servicios secretos en el Consulado de Adén, sur del país.

Según su testimonio, tres diplomáticos se encargan de reclutar a informadores y espías, y siguen los comunicados y actividades de Al Qaeda a través de internet.

Posteriormente, esas informaciones son trasladadas al espionaje estadounidense, para aprovecharlas en los bombardeos aéreos de aparatos sin piloto, conocidos como "drones", insiste el diplomático saudí en el vídeo.

Al Jaledi fue secuestrado el pasado 28 de marzo en Adén y permanece retenido en un lugar desconocido de la ciudad de Yaar, principal feudo de Al Qaeda en la provincia meridional de Abian.

Precisamente hoy, el Ministerio yemení de Defensa anunció la muerte de 20 supuestos combatientes de Al Qaeda, la mayoría de ellos de nacionalidad somalí, en la capital de esa provincia, Zinyibar, donde las tropas gubernamentales recuperaron varias posiciones que estaban en manos de la organización terrorista.