El candidato izquierdista Hamdin Sabahi, que se quedó a las puertas de pasar a la segunda vuelta en las presidenciales egipcias según los datos provisionales, impugnará los resultados para tratar de suspender el proceso electoral.

Según explicó a Efe Anad Hamdi, coordinador de la campaña, su equipo presentará mañana un recurso a la Comisión Electoral Suprema Presidencial para suspender la segunda vuelta, prevista para los próximos 16 y 17 de junio, debido a las infracciones registradas en la votación.

De igual forma, Sabahi pedirá la cancelación de la segunda ronda para esperar el fallo del Tribunal Constitucional sobre la aplicación de la Ley de Aislamiento Político, que impide a los ex altos cargos del régimen de Hosni Mubarak presentarse a las presidenciales.

Por todo ello, la campaña de Sabahi instará a las autoridades electorales a no dar todavía a conocer los resultados oficiales del escrutinio, previstos para el próximo martes.

Ahmed Shafiq, último primer ministro de Hosni Mubarak, es uno de los dos candidatos que, según datos oficiosos, han conseguido el pase a la segunda vuelta, que disputaría frente al islamista Mohamed Mursi, aspirante de los Hermanos Musulmanes.

El naserista Sabahi fue la gran sorpresa de los comicios al adjudicarse la victoria en lugares tan emblemáticos como Alejandría, segunda ciudad del país, empujado por los votos de los jóvenes revolucionarios y de las capas más humildes de la sociedad.