Un avión teledirigido estadounidense disparó el sábado dos misiles contra una panadería en el noroeste de Pakistán, con resultado de al menos cuatro presuntos extremistas muertos, dijeron funcionarios.

Estados Unidos siguió durante la jornada con su campaña mediante aviones no tripulados, pese a que Paquistán ha exigido el cese de esas operaciones.

Además, otro extremista, al menos, fue herido en el ataque, el más reciente de este tipo que tiene lugar en Miran Shah, el principal poblado de la región tribal de Waziristan Norte, según las fuentes.

El ataque fue el tercero con un avión teledirigido en menos de una semana.

Las fuentes dijeron que las víctimas hacían compras en la panadería cuando cayeron los misiles. Los lugareños continuaron incluso horas después con el retiro de los escombros, según los funcionarios.

Las fuentes solicitaron el anonimato debido a que no estaban autorizadas a hacer declaraciones a la prensa.

Estados Unidos en rara ocasión hace declaraciones públicas sobre las acciones secretas que la CIA ejecuta con aviones teledirigidos en Pakistán.

Los ataques con estos aparatos han incrementado las fricciones entre Washington y Pakistán. El parlamento paquistaní exige que Washington ponga fin a los ataques con aviones teledirigidos en territorio del país.

Sin embargo, Estados Unidos no ha mostrado intención de parar su ofensiva con los aviones teledirigidos.