El abridor venezolano Johan Santana trabajó la ruta completa para conseguir su primera blanqueada desde el 2010, y llevó a los Mets de Nueva York a un triunfo por 9-0 sobre los Padres de San Diego.

La más reciente blanqueada que Santana había conseguido fue el 2 de agosto del 2010 cuando superó 4-0 a los Rockies de Colorado, un mes antes de que tuviera que someterse a una cirugía de hombro que le costo perder el resto de la temporada y toda la del 2011.

Santana (2-2) lanzó nueve episodios, permitió cuatro imparables, y retiró a siete por ponche.

El venezolano concluyó su labor con 96 envíos, 74 de ellos colocados en la zona perfecta del strike contra 30 enemigos, para dejar en 2,75 su promedio de efectividad.

El receptor Mike Nickeas (1) pegó grand slam en el octavo episodio contra el cerrador Dale Thayer para apoyar a Santana.

La derrota fue para el abridor Clayton Richard (2-6) en seis episodios, permitió cinco imparables, dos jonrones, cuatro carreras, dio tres bases y ponchó a cinco.