Una persona "en posesión ilegal de documentos reservados" de la Santa Sede ha sido puesta a disposición de la magistratura vaticana para más averiguaciones, anunció hoy el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

Este hecho se produce después del escándalo desatado por la filtración de documentos y cartas confidenciales a Benedicto XVI.

Lombardi, que no precisó si esta persona estaba detenida, informó de que las investigaciones realizadas en los últimos días por la Gendarmería Vaticana "han permitido localizar a una persona en posesión ilegal de documentos reservados".