Las cadenas de televisión Fox, NBC y CBS demandaron a la compañía de televisión por satélite Dish Network Corp. el jueves por un servicio que ofrece televisión sin avisos comerciales.

Dish, el segundo mayor proveedor de televisión satelital en Estados Unidos, interpuso a su vez una demanda en busca de una autorización de su tecnología para evitar los anuncios llamada "AutoHop". Dish dijo que el único servicio que ha lanzado este mes no viola derechos reservados y que busca una "oleada de apoyo a los consumidores".

La batalla es una sutil pero fundamental cuestión: Los distribuidores de televisión pueden recortar los comerciales a favor de los consumidores o son los mismos consumidores que tienen el poder al alcance de sus dedos con un control remoto.

Desde el 10 de mayo Dish ha estado anunciando un servicio de grabación digital de video que le da a los consumidores ocho días de programación principal de las cuatro principales cadenas estadounidenses — ABC, NBC, CBS y Fox — sin comerciales. El servicio, disponible para los subscriptores del paquete más caro de Dish, utiliza "AutoHop" para presentar los programas sin comerciales.

En una demanda presentada el jueves en un tribunal federal en Los Angeles, Fox dice que el servicio de Dish no está autorizado y viola el acuerdo de licencia entre las dos compañías.

Dice que el servicio es una forma no licencia de video por demanda, porque las grabaciones son mantenidas en una porción del disco duro del grabador, que es controlado por Dish. Fox solamente licencia sus programas regulares a Dish para video por demanda a condición de que sea desactivada la capacidad de saltarse los comerciales.

Si el nuevo servicio no es frenado, dice Fox, "va finalmente a acabar con el ecosistema respaldado por anuncios publicitarios", que es la base de los programas televisivos.

Dish mantiene que el servicio es "activado por los usuarios" y que eso no es fundamentalmente diferente de cómo los consumidores usan sus grabadoras de televisión actualmente. Dish presentó su demanda en un tribunal federal en Nueva York.