Dos personas desaparecieron y varios centenares de cubanos debieron ser evacuados o recibir protección debido a los fuertes aguaceros que azotaron el centro del país.

La Embajada de Francia en Cuba confirmó el viernes la desaparición del ciudadano galo Alain Manaud, de 66 años y quien se encontraba de visita en la isla.

"Fue arrastrado por una crecida de un río cuando manejaba por un puente situado en la localidad de Fomento, en Sanctí Spíritus" (a unos 350 kilómetros al este de La Habana), dijo a The Associated Press expresó un funcionario de la sede diplomática que no se identificó pues no tenía autorización para ello.

Otras cuatro personas que iban en el mismo vehículo el jueves salieron ilesos del accidente. Manaud era jubilado y durante varios años trabajó para una firma de su país en la isla.

"Sabemos que los salvavidas y las fuerzas de socorro en el lugar estaban buscando el cuerpo. Además la Embajada se puso en contacto con la familia de Manaud", expresó el funcionario.

El otro desaparecido es el cubano Silvestre Fortún Alvarez, informó la agencia estatal Prensa Latina (PL).

PL no especificó en lugar exacto donde se produjo este hecho o los detalles del asunto, pero aseguró que "continúan las labores de búsqueda".

Las lluvias fueron fuertes y localmente intensas desde el jueves en la región central "fundamentalmente en la provincia de Sancti Spíritus, donde se registraron acumulados superiores a los 500 milímetros", explicó el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología de Cuba.

Los aguaceros provocaron inundaciones en varios municipios por lo que se debió tomar medidas de protección con 619 personas y concretarse la evacuación de 183, informó una nota de la Defensa Civil reportada por medios de prensa locales.

En las próximas horas se esperan más tormentas desde la provincia de Matanzas hasta la más oriental de Guantánamo.