El nuevo presidente de Francia Francois Hollande llegó el viernes a Kabul a fin de reunirse con los soldados de su país y con el presidente afgano para tratar sobre la prematura salida de las tropas francesas.

La oficina de Hollande dijo en un comunicado que el mandatario llegó a Kabul en la madrugada del viernes. El viaje no fue anunciado por adelantado por razones de seguridad.

Hollande se reunirá con el presidente afgano Hamid Karzai y con unos cuantos soldados del contingente de 3.300 tropas francesas emplazados en Afganistán, informó la declaración.

Hollande anunció sus planes en la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) esta semana en Chicago, de que intentaba retirar a las tropas francesas a fines de este año, en vez del próximo año tal como había planeado su predecesor Nicolas Sarkozy.

El conservador Sarkozy ya había anunciado el retiro de tropas para el 2013 después de la muerte soldados franceses a manos de un afgano a quien entrenaban y en medio de la creciente desilusión francesa con la guerra.

La tensión que provocó el anuncio de Hollande del retiro de su país de la misión de combate dos años antes de lo previsto se extendió por la cumbre de la OTAN en Chicago y provocó temores de un efecto dominó de que otros aliados retiren su tropas antes de las fechas comprometidas. Hollande insinuó que otro personal militar quedaría después del 31 de diciembre.

El ministro de defensa Jean-Yves Le Drian y el titular de relaciones exteriores Laurent Fabius también están en Kabul con Hollande.