El gobierno paraguayo declaró el viernes no tener el dinero suficiente para contratar a las 7.000 personas que deben encargarse de la inscripción de ciudadanos en el registro cívico como preparativo para los comicios generales de abril de 2013.

La contratación de los funcionarios fue solicitada por la Justicia Electoral y confirmada el jueves por la cámara de diputados con un presupuesto de 30 millones de dólares.

Sin embargo, el gobierno difundió un comunicado aclarando que "el Tesoro Nacional no dispone actualmente de los recursos solicitados".

Agregó que "la estimación de los ingresos tributarios está por debajo incluso del nivel previsto inicialmente, debido al impacto de la desaceleración de la economía resultante de los efectos de la sequía y la aftosa" que redujeron la producción agropecuaria.

El Ejecutivo explicó que "la situación económica ha cambiado totalmente, pues está prevista una caída de 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) con fuerte impacto sobre los ingresos tributarios".

Los diputados no aprobaron el pago de 20 millones de dólares para enviar a Estados Unidos, países de Europa, Argentina, Brasil y Uruguay a funcionarios de la Justicia Electoral para registrar a los residentes paraguayos.

Alberto Aranda, uno de los asesores de la Justicia Electoral, explicó a The Associated Press que "la inscripción de paraguayos en el exterior se podría hacer por internet, pero la ley no la autoriza".

El voto de los residentes en el exterior fue autorizado por un referendo en octubre.