La Organización Mundial de la Salud afirmó el viernes que sus miembros aspiran a reducir en un cuarto las muertes prematuras debido a las enfermedades crónicas para el 2015.

Es la primera vez que los países se fijarán una meta específica para reducir las muertes prematuras debido a las dolencias cardiovasculares y pulmonares, diabetes y el cáncer.

Unos 12 millones de personas de 30 a 70 años murieron a causa de esas dolencias en el 2010.

Los países adoptarán el sábado oficialmente la resolución.

La OMS agregó que tras ellos los países trabajarán en recomendaciones específicas para reducir el consumo de sal y azúcar, fumar y promover el ejercicio físico en su encuentro de octubre.

El funcionario Tim Armstrong, del departamento de enfermedades crónicas de la OMS, dijo en una rueda de prensa el viernes en Ginebra que el nuevo objetivo será un "paso muy significativo" para la salud global.